Los Siete Principios Herméticos

Existen siete principios que pueden ser aplicados en cualquier ámbito de la vida, estos siete preceptos fueron descritos en el conocido libro, “El Kybalión”, atribuido a Hermes Trismegisto, y firmado por el seudónimo de “Los tres iniciados”.

Estas leyes universales pueden ser observadas en distintas ciencias y aspectos del universo, se refleja tanto en el microcosmos, como en el macrocosmos, su verdadero origen se pierde en el tiempo, puesto que “El Kybalión”, fue escrito en el año de 1908, pero sus enseñanzas son mucho más antiguas.

La figura de Hermes Trismegisto, está repleta de mitos y leyendas, se dice que fue el dios egipcio Thot, el griego dios Hermes, adoptado por los romanos, como Mercurio, su conocimiento y sabiduría fueron tan profundos que le mereció el nombre del “Tres veces grande”, pues poseía las tres cuartas partes de la filosofía mundial.

Pocos fueron los escritos que perduraron hasta la actualidad, uno de gran estima fue grabado en una piedra, la llamada “Tabla de Esmeralda”, nos deja este pasaje de sabiduría:

“Es cierto y verdadero, que lo de arriba es como lo de abajo y que lo de abajo es como lo de arriba, para completar el milagro de la cosa única y eterna”.

Se entiende que estas ideas pasaron de Maestro a discípulo por generaciones, con el propósito de crecimiento personal y con la intención de lograr una comprensión mayor y más profunda de uno mismo, el mundo y más allá. Para el estudiante de religión, filosofía y ciencia, las enseñanzas herméticas actúan como la clave para vincular todas las diferentes escuelas de pensamiento en un cuerpo cohesivo de conocimiento.

Estos son los siete principios enseñados por Hermes Trismegisto:

  1. Principio de mentalismo: «Todo es mental».
  2. Principio de Correspondencia: “Como es arriba, así es abajo. Como es abajo, así es arriba”.
  3. Principio de Vibración: «Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra».
  4. Principio de Polaridad: “Todo es dual; todo tiene un opuesto y los opuestos son idénticos en naturaleza pero diferentes en grado, todo tiene dos polos».
  5. Principio de Ritmo: «Todo se equilibra por oscilaciones compensadas, todo fluye afuera y adentro; la oscilación del péndulo se manifiesta en todo».
  6. Principio de Causa y Efecto: «Toda causa tiene su efecto; cada efecto tiene su causa».
  7. Principio de Género: «Todo posee un principio masculino y un principio femenino».

Además añade el Kybalión:

«El que comprenda perfectamente los siete principios de la verdad, posee la clave mágica ante la cual todas las puertas del Templo del Saber se abrirán de par en par»,

Platón nos dice en sus memorias, que el divino Hermes entregó a la humanidad los números, la geometría, la cosmografía y el conocimiento de las leyes naturales que rigen el destino del hombre y del mundo. El legado de Hermes Trismegisto perdurará en el tiempo y futuras generaciones continuarán estudiando estos siete principios, pues en ellos se encierran la clave para comprender el funcionamiento del universo. 

About Alexander Barranca

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope